lunes, 11 de febrero de 2019

Identificadas dos bacterias intestinales que influyen en la salud mental.


Científicos de la Universidad belga de Leuven han logrado demostrar por primera vez en humanos cómo la microbiota intestinal está implicada en la salud mental, algo que hasta el momento se sospechaba y que solo se había logrado probar en animales. En un estudio que publican en Nature Microbiology, los investigadores consiguen identificar dos bacterias que son clave en la depresión y, en general, en la calidad de la salud mental. Este hallazgo abre la puerta a diseñar, en un futuro, nuevos tratamientos que tengan como diana estas dos comunidades de bacterias.
Asimismo, también han comprobado cómo algunos de los miles de millones de microorganismos que conforman la microbiota intestinal son capaces de producir compuestos neuroactivos.
Desde hace poco más de una década los científicos estudian el complejo intercambio de mensajes, tanto químicos como eléctricos,entre el cerebro y el intestino a través, sobre todo del nervio vago, que se extiende desde la base del cerebro hasta el abdomen. En 2011 se publicaron los primeros resultados que demostraban cómo la microbiota influía en el comportamiento; científicos de la Universidad de Cork, en Irlanda, de la McMaster, en Canadá, y del Instituto Karolinska, en Suecia, realizaron tres experimentos en los que lograban modificar el comportamiento de ratones tan solo alterando la composición de su microbiota intestinal.
El 90% de los miles de millones de microorganismos que nos habitan residen en el colon. Es la llamada microbiota intestinal..
El 90% de los miles de millones de microorganismos que nos habitan residen en el colon. Es la llamada microbiota intestinal.. (KATERYNA KON/SCIENCE PHOTO LIBRARY / Getty)
Es más, recientemente, uno de esos equipos de investigadores, el de Premysl Bercik, de la Universidad McMaster, uno de los pioneros en el estudio del eje cerebro-intestino, en un estudio en Nature Comunications demostraba en ratones cómo las bacterias intestinales desempeñaban un papel crucial para producir ansiedad y depresión.
Ahora los investigadores flamencos han logrado demostrar eso mismo pero en humanos, que cuentan con una microbiota intestinal, formada por una comunidad de miles de millones de organismos, mucho más rica, variada y compleja que la de los roedores. Para ello, han cruzado datos acerca de la composición microbiana intestinal y de diagnósticos médicos de depresión de 1054 individuos de la cohorte del Proyecto flamenco de microbiota intestinal. De esta forma lograron identificar que las bacterias Coprococcus y Dialisterestán en cantidades ínfimas en la microbiota intestinal de las personas que sufren depresión, independientemente de que tomen tratamiento, en comparación con personas sin la enfermedad.

Un estudio de 2015 ya demostró en ratones el papel crucial que desempeñan las bacterias para producir ansiedad y depresión.

A continuación, validaron esos resultados en otra cohorte de más de 1000 personas clínicamente deprimidas, del Hospital Universitario de Leuven.
“La relación entre el metabolismo de la microbiota intestinal y la salud mental es un tema controvertido en ciencia”, apunta en un comunicado Jeroen Raes, coautor del trabajo e investigador del Centro de microbiología de la Universidad de Leuven. Para este científico, a pesar de los interesantes resultados de estudios previos en animales que han arrojado luz a la relación entre metabolitos -o productos de desecho que generan las bacterias después de digerir los alimentos- y comportamiento y sentimientos, la investigación en humanos, a su juicio, se ha quedado completamente rezagada.
“En nuestro estudio hemos logrado identificar diversos grupos de bacterias que varían en función de si la persona tiene o no depresión y también de la calidad de su salud mental”, añade.
Casi 9 de cada 10 personas que padecen síndrome de intestino inflamado, colitis ulcerosa o Crohn suelen sufrir con mayor frecuencia que personas sin estas enfermedades intestinales depresión, ansiedad y otros trastornos psicológicos.

De hecho, en trabajos previos este mismo grupos de investigadores ya habían establecido qué enterotipos, esto es qué composición -en variedad y cantidad- de la microbiota intestinal, se asociaban a personas con síndrome de Crohn, una enfermedad inflamatoria autoinmune que afecta al tracto intestinal. Y en este nuevo estudio han visto que la composición microbiana de las personas con depresión o una salud mental pobre era similar a la que aquellos con Crohn.

Asimismo, los investigadores han creado un catálogo de microbios intestinales en función de su capacidad de producir o degradar moléculas que pueden potencialmente interactuar con el sistema nervioso. Para ello han empleado una técnica computacional para estudiar el genoma de 500 bacterias aisladas del tracto intestinal de personas con depresión. Han obtenido información acerca de la capacidad de producir compuestos neuroactivos.
“No solo hemos podido identificar las distintas bacterias que podrían desempeñar un papel clave en las enfermedades mentales sino también los mecanismos involucrados potencialmente en esa interacción con el huésped”, señala en un comunicado Mireia Valles-Colomer, coautora del trabajo. “Por ejemplo, hemos visto que la capacidad de los microorganismos de producir DOPAC, un tipo de metabolito del neutrotransmisor dopamina, se asociaba con una mejor calidad mental”, resalta.

domingo, 27 de enero de 2019

Un niño de 10 años se suicida tras ser acosado en el colegio por llevar una bolsa de colostomía.

Seven Bridges se suicidó el pasado sábado debido, presuntamente, a la implacable intimidación que sufría por sus compañeros.

Actualizado:
Un niño de Kentucky, Estados Unidos, de 10 años supuestamente se suicidó después de ser atormentado repetidamente en la escuela por usar una bolsa de colostomía, según informaron las autoridades el pasado martes.
Seven Bridges se ahorcó en la casa de su familia el sábado mientras su madre había ido a comprar, según WHAS-TV. La madre del niño, Tami Charles, dijo que lo encontró colgado dentro de un armario.
Bridges nació con una enfermedad intestinal no especificada y sufrió 26 cirugías fallidas para solucionar su problema, de acuerdo con la emisora WDRB-TV. La dolencia dio lugar a la necesidad de llevar una bolsa de colostomía que recolecta los desechos de una porción del colon fuera del cuerpo.
Los compañeros, al parecer, apuntaron al niño por el olor de la bolsa y soportó meses de acoso repetido, según cuenta su madre. La familia del niño dijo que la escuela podría haber hecho más para prevenir la intimidación en clase.
«Encontramos que el sistema escolar tenía muchos agujeros y muchas inconsistencias con sus políticas sobre el acoso», explicó la madre del pequeño que planea demandar a la rede escuelas públicas del Condado de Jefferson. Los funcionarios de la escuela se comprometieron a investigar los informes de acoso escolar, según WDRB.

Frases para reflexionar.

“Es difícil en tiempos como estos pensar en ideales, sueños y esperanzas, sólo para ser aplastados por la cruda realidad. Es un milagro que no abandonase todos mis ideales. Sin embargo, me aferro a ellos porque sigo creyendo, a pesar de todo, que la gente es buena de verdad en el fondo de su corazón”

ANA FRANK

Enfermeras elaboran la primera Guía de Atención Integral al Niño Ostomizado.

Jueves, 10 de enero de 2019

Ana Martínez y Antonia Valero, enfermeras del Hospital General Universitario de Castellón, Ester Sánchez, de la Unidad de Fracaso Intestinal del La Paz, en Madrid, María Jesús Guijarro, responsable de la consulta enfermera de ostomía pediátrica del 12 de Octubre, también en la capital, y Consuelo Martín, enfermera estomaterapeuta del Hospital San Joan de Déu, en Barcelona, han elaborado, en colaboración con la empresa Coloplast, la primera Guía de Atención Integral al Niño Ostomizado.
Esther Sánchez, del Hospital La Paz; Consuelo Martín, del Hospital Sant Joan de Déu; María Jesús Guijarro, del Hospital 12 de Octubre; Ana Martínez y Antonia Valerio, del Hospital General Universitario de Castellón; Maydely González, madre de un niño ostomizado; y Alba R. Santos, directora general de la Asociación de Pacientes NUPA
El documento nace de la necesidad de prestar unos cuidados especializados y estandarizados a los más 1.000 menores que se encuentran en esta situación en España, ya que, según explica Valero, además, presidenta del comité científico de la Asociación Nacional de Enfermería de Cuidados Intensivos Pediátricos y Neonatales, la atención que se brinda a estos pacientes varía en función del hospital en el que sean recibidos.
Por ello, y porque se ha hecho notar que las causas de la ostomía en la infancia, como el nacimiento de grandes prematuros, han aumentado en los últimos años, esta enfermera se puso en contacto con otras profesionales de los centros mencionados, y del Hospital Vall d’Hebrón, en Barcelona, para proyectar esta guía, que recoge unos cuidados unificados y adaptados a estas edades.
En este sentido, Sánchez ha querido poner de manifiesto que “el aumento de la supervivencia de los grandes prematuros hace que cada vez haya más niños con necesidades especiales de salud”, entre las que se cuentan las ostomías, y los pacientes precisan de unos cuidados concretos. María Jesús Guijarro, cuya consulta realiza el seguimiento de cerca de 60 afectados, por su parte, corrobora las palabras de esta enfermera al señalar que durante el proceso crítico del prematuro extremo, la vascularización da mayor prioridad a otros órganos, en detrimento del intestino; esto provoca la necrosis.
A pesar de que en muchos casos las ostomías en neonatos son reversibles, nacen muchos niños cuyo problema está causado por razones congénitas, patología oncológica o traumatismos, entre otros motivos. En estas circunstancias, los progenitores “reaccionan con muchísima angustia; lo primero que nos dicen es que no van a ser capaces de cuidar a su hijo”, recalca Guijarro. En este sentido, el documento elaborado por estas enfermeras contempla un apartado para los padres y otros cuidadores, que incluye desde directrices de alimentación hasta complicaciones.
Por otro lado, la Guía de Atención Integral al Niño Ostomizado dedica un espacio a la distinción de las necesidades que presentan bebés, niños y adolescentes en esta situación, para que aprendan a manejar el estoma, por ejemplo, en el caso de los jóvenes, en su ámbito social, pese al rechazo inicial hacia la ostomía. “Existen muchas diferencias en la atención a estos niños, muchos tienen que ser derivados a hospitales de alta complejidad”, concluye Ester Sánchez.
Durante la presentación de la guía, que ha tenido lugar durante la jornada de hoy, han acudido, además de las enfermeras autoras del documento, familiares de niños ostomizados y Alba R. Santos, presidenta de la Asociación de Padres de Niños con Fracaso Intestinal, que ha subrayado que “un equipo profesional cualificado y humano y herramientas como esta son claves para que las ostomías sean un paso hacia una mayor calidad de vida y nunca un tabú sin respuestas”.

jueves, 24 de enero de 2019

ILEÍTIS AGUDA.

¿QUÉ ES?

Se denomina ileítis aguda a la inflamación del íleon de forma repentina. El íleon es la última de las tres partes en las que se divide el intestino delgado. La inflamación se localiza con frecuencia en la región terminal del íleon, cerca de su unión al intestino grueso o colon. Existen diferentes causas de ileítis aguda, entre las más frecuentes se encuentran las infecciones y la enfermedad de Crohn; sin embargo es habitual no llegar a saber su causa a pesar de realizar un estudio exhaustivo. Las ileítis infecciosas suelen estar provocadas por bacterias como la Yersinia, la Salmonella y el Campylobacter; también pueden estar provocadas por el Anisakis, que es un parásito que se encuentra en el pescado crudo o poco cocinado. Un posible agente productor de ileítis son los fármacos tipo antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Otras enfermedades pueden simular en su presentación una ileítis aguda, sin serlo, tanto por los síntomas como por las alteraciones encontradas en las pruebas de imagen (ECO, TAC); ejemplo de ello son la apendicitis aguda o algunas enfermedades ginecológicas.

PUNTOS PRINCIPALES

• La ileítis aguda consiste en la inflamación del íleon, que es la parte final del intestino delgado.
• Las principales causas de ileítis aguda son las infecciones y la enfermedad de Crohn.
• Hay otras enfermedades que pueden confundirse con una ileítis, por lo que es necesario realizar un correcto diagnóstico ya que muchas de ellas requieren cirugía de urgencia.
• El síntoma principal es el dolor en la región inferior derecha del abdomen.
• El diagnóstico de ileítis se realiza asociando los síntomas con al menos una prueba de imagen donde se describa la alteración del íleon. El conocimiento de la causa es complicado, siendo habitual que el cuadro desaparezca, no se repita y no se conozca por qué ha ocurrido.
• El tratamiento general consiste en aliviar los síntomas. En ocasiones se necesita un tratamiento específico si se sospecha una enfermedad de Crohn. Este tratamiento debe ser recomendado por un especialista en aparato digestivo.

miércoles, 23 de enero de 2019

Mucosidad en las heces y mal olor… A esto se debe.

Presentar ocasionalmente pequeñas cantidades de moco en las heces y mal olor puede ser normal. Pero si se presenta en forma constante, puede ser indicio de algún problema intestinal que debes identificar.

Función del moco en las heces

El moco lubrica el intestino y ayuda al movimiento de la materia fecal a través de él. Además, actúa como barrera física contra microorganismos que ingresan a través de los alimentos o contra la acidez de los jugos estomacales.
También te puede interesar: ¡Lo que tus heces dicen de tu salud!
Por lo general, suele ser absorbido por las mismas heces, por lo que no se percibe a simple vista. Pero cuando son perceptibles, las heces con espuma o moco pueden ser indicación de:

Síndrome de intestino irritable (SII)

Conocido como "colon irritable", ocasiona que el interior de la pared intestinal reaccione de manera exagerada a estímulos, por ejemplo, aumentando la cantidad de moco.
Es común que personas con SII tengan síntomas como exceso de gases, distensión abdominal y periodos de diarrea alternados con estreñimiento, principalmente ante situaciones de estrés.

Intolerancia a alimentos

Alergias alimentarias como a la lactosa o al gluten causan inflamación de las paredes del intestino. Para "defenderse", el intestino aumenta la producción de moco y no es raro que manifiestes moco en las heces y mal olor.
La intolerancia alimentaria también tiene otros síntomas como: distensión abdominal, diarrea, gases o estreñimiento.

Enfermedad de Crohn

Enfermedad intestinal crónica que causa inflamación, irritación y sangrado de las paredes del intestino, generando síntomas como dolor abdominal y mucosidad en heces, así como fiebre y diarrea sanguinolenta.

Oclusión intestinal

Sucede cuando una hernia, torsión intestinal, estreñimiento o incluso un tumor en el intestino obstruye el paso de la materia fecal. Entonces el intestino produce más cantidad de moco para intentar empujar las heces. Puede acompañarse de intenso dolor abdominal, inflamación y disminución de la cantidad de heces.
Toma en cuenta que si el bolo intestinal permanece ahí por más tiempo que lo normal debido a esta obstrucción o a estreñimiento, también pueden defecarse heces con mal olor.

Colitis ulcerativa

Forma de enfermedad intestinal inflamatoria en la que el revestimiento del intestino grueso y el recto resultan inflamados. Causa diarrea y, a medida que las células de la superficie del revestimiento del colon mueren y se desprenden, se forman úlceras que producen moco en las heces y mal olor, pus y hemorragia.

Infecciones como gastroenteritis

Incluye diversos tipos de infecciones e irritaciones en el tracto digestivo que puede ser infecciosa (cuando un microorganismo afecta estómago o intestinos; es la más común) o no infecciosa (provocada por ciertos tipos de alergias alimentarias).

Fisuras anales

Pequeña herida o desgarro en la mucosa de la región anal a consecuencia de heces duras o resecas.

Heces con mal olor

Cambios en la alimentación, alergias a alimentos o la ingesta de ciertos medicamentos pueden tener como consecuencia que tus heces tengan un olor más desagradable que el normal.

¿Me debo preocupar si tengo moco y mal olor en las heces?

La enfermedad de Crohn o la colitis ulcerativa pueden convertirse en afecciones graves si no se lleva tratamiento específico adecuado.
Por tanto, si observas una cantidad mayor de moco en las heces y mal olor, comienza a suceder regularmente o se acompañan de sangre, consulta con un gastroenterólogo.

lunes, 21 de enero de 2019

El Reina Sofía instala como “medida pionera” un baño adaptado a pacientes ostomizados.

El baño especial instalado en el Reina Sofía.
El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha instalado un baño adaptado a pacientes ostomizados, una “medida pionera” que “existe en muy pocos hospitales de España”.
Según ha informado la dirección del centro en un comunicado, esta medida se enmarca en el Plan de Humanización del hospital, ya que los pacientes con ostomías tienen unas necesidades especiales en materia de higiene y esta instalación “permite hacer más cómoda esta práctica, reduciendo dificultades”.
Así, ha expuesto que para conocer las diferentes necesidades de los pacientes, el centro cuenta con la Comisión de Participación Ciudadana, órgano en el que las diferentes asociaciones plantean sus necesidades en las distintas unidades de gestión clínica. Las propuestas relacionadas con el acceso son trasladadas a la Comisión de Accesibilidad del centro, que se ocupa de valorar qué medidas o actuaciones pueden ejecutarse.
En este contexto, la Asociación de Pacientes Ostomizados de Córdoba, (Aocor) propuso en la Comisión de Participación la importancia y “la mejora que supondría” para los pacientes contar con un baño adaptado con todos los accesorios necesarios para hacer más fácil su uso, motivo por el que se ha instalado el recién estrenado aseo, que se ubica en la primera planta del edificio de Consultas Externas, en la zona común de público y cerca del servicio de Cirugía.

Cerca de 2000 personas con EII reciben atención integral.

Cerca de 2000 personas de diferentes puntos del país se han beneficiado durante el 2018 del “Servicio de atención integral a personas con enfermedad inflamatoria Intestinal” ejecutado por la Confederación de Asociaciones de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de España, ACCU España, con el que se ha mejorado la calidad de vida de personas afectadas por la enfermedad y sus familias.
Este proyecto se desarrolló gracias a una subvención procedente del 0,7% del IRPF del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad gestionado la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE). Con el desarrollo del mismo se ha conseguido ofrecer información y orientación sobre la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), así como asesoramiento sobre sus derechos como pacientes o por tener una discapacidad, prestaciones sociales y recursos para hacer frente al impacto emocional de estas enfermedades crónicas.
La enfermedad inflamatoria intestinal comprende dos patologías: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Ambas son enfermedades crónicas complejas de causa desconocida que afectan a unas 300.000 personas en todo el país. De carácter inmunomediado, se asocian a una respuesta desmesurada del sistema inmune que produce lesiones de profundidad y extensión variable en el aparato digestivo, además de tener manifestaciones extradigestivas en las articulaciones, la piel, los ojos u otras partes del cuerpo.
A pesar de que la EII es poco conocida por gran parte de la sociedad, su impacto psicosocial es muy significativo y relevante, pues afecta principalmente a personas adultas jóvenes en pleno desarrollo personal y profesional.
Según Julio Roldán, presidente de ACCU España, “el impacto de la enfermedad no sólo se manifiesta físicamente sino también a nivel laboral, educativo, social y emocional. Generalmente en la consulta con el médico especialista no se aborda la problemática psicosocial que se encuentran los pacientes de EII, que en muchas ocasiones condiciona de manera muy importante su calidad de vida”, por lo que es de vital importancia “ofrecer servicios adaptados a las necesidades de los pacientes que les informen y orienten de manera específica para que puedan afrontar su situación y superar las limitaciones que les genere en las diferentes áreas de su día a día”
“El servicio de información y orientación responde a una demanda real de las personas afectadas ya que el número de personas atendidas va en aumento año tras año”, añade Roldán.
Actualmente, ACCU España es la única entidad de ámbito nacional que presta servicios de atención integral a las personas afectadas por la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, a sus familias y entorno cercano.
COCEMFE gestiona esta subvención para la financiación de los proyectos prioritarios de sus entidades miembros, proporcionándoles asesoramiento y realizando un seguimiento pormenorizado durante todo el proceso. En este caso, el proyecto se enmarca en el Programa Estatal de Atención socio sanitario de cooperación técnica interterritorial a personas con discapacidad .
Proyectos como éste se desarrollan gracias a la solidaridad de las personas contribuyentes que cada año marcan en su declaración de la renta la casilla de Actividades de Interés general consideradas de interés social.

Crean el primer banco de heces de España para trasplante de microbiota fecal.

Primera terapia «altamente efectiva» para la Clostridium difficile, la principal infección hospitalaria intestinal.



El Hospital Universitario de Bellvitge ha creado el primer banco de muestras de heces congeladas de España para facilitar y potenciar los trasplantes de microbiota fecal en este centro en pacientes con colitis recurrentes.
Según ha informado hoy el Hospital de Bellvitge en un comunicado, estos trasplantes son la única terapia «altamente efectiva» para casos resistentes y recidivantes de la principalinfección hospitalaria intestinal, que se produce en pacientes con una microbiota intestinal alterada por tratamientos previos con antibióticos. Así, el trasplante de microbiota fecal es una terapia en auge en los últimos años para el tratamientos de casos resistentes y recidivantes de colitis por Clostridium difficile.
Según han afirmado, en uno de cada cuatro casos la colitis reaparece y una vez sucede esto, «la única opción altamente efectiva es el trasplante de microbiota fecal, que consigue el éxito en aproximadamente un 90 % de los casos».
Aún así, tal y como ha explicado el jefe de Servicio del Aparato Digestivo del Hospital de Bellvitge, Jordi Guardiola, "tres de cada cuatro potenciales donantes son descartados en un proceso de selección muy exigente". Se descartan personas con condiciones como la diabetes o la obesidad o cualquier patología crónica, así como los portadores de gérmenes mutlirresistentes o patógenos en las heces. «Es una tarea que puede durar semanas y que significa un considerable retraso en el inicio del tratamiento», ha lamentado.
En este sentido, la misión del banco de heces es acelerar el procedimiento proporcionando a los médicos y de forma inmediata muestras de heces congeladas.
La intervención consiste en la transferencia en el colón de una donación de heces, que ha sido previamente sometida a tratamiento y filtrado, para que la microbiota implantada ayude a restaurar las bacterias beneficiosas reducidas o eliminadas por el uso de antibióticos. «Se trata de un tratamiento eficaz y seguro», han asegurado.
El Hospital de Bellvitge es un centro puntero en trasplante demicrobiota fecal, que lleva a cabo desde 2014. Las donaciones al banco de heces del Hospital de Bellvitge tienen carácter altruista y se captan principalmente entre familiares de afectados.
Sus impulsores esperan poder ampliarlo en un futuro a un ámbito territorial más amplio y para otras indicaciones potenciales de estos trasplantes. Con el objetivo de implementar un banco que pueda dar servicio a todo el territorio y ayude a regular y estandarizar el tratamiento, recientemente se ha construido el grupo de trabajo Banco de Microbiota de Cataluña, con la participación de muchos hospitales del país.

jueves, 17 de enero de 2019

Colitis microscópica.

Panorama general

La colitis microscópica es una inflamación del intestino grueso (colon) que provoca una diarrea líquida persistente. El trastorno recibe este nombre porque es necesario examinar el tejido del colon con un microscopio para identificarlo, debido a que el tejido parece normal en una colonoscopia o sigmoidoscopia flexible.
Existen dos subtipos de colitis microscópica:
  • Colitis colágena, en la cual se desarrolla una capa gruesa de proteína (colágeno) en el tejido del colon
  • Colitis linfocítica, en la cual aumenta la cantidad de glóbulos blancos (linfocitos) en el tejido del colon
Los investigadores creen que la colitis colágena y la colitis linfocítica pueden ser etapas diferentes de la misma afección. Los síntomas, análisis y tratamientos de ambos subtipos son los mismos.
Los síntomas de la colitis microscópica pueden aparecer y desaparecer con frecuencia. En ocasiones, los síntomas se resuelven solos. De lo contrario, el médico puede sugerir varios medicamentos eficaces.

Síntomas

Los signos y síntomas de la colitis microscópica incluyen:
  • Diarrea acuosa crónica
  • Dolor abdominal o cólicos
  • Adelgazamiento
  • Náuseas
  • Incontinencia fecal

Cuándo consultar con el médico

Si tienes una diarrea líquida que dura más de unos días, consulta con tu doctor para que tu trastorno sea diagnosticado y tratado adecuadamente.

Causas

No se conocen las causas de la inflamación del colon que se presenta en la colitis microscópica. Los investigadores creen que las causas pueden ser las siguientes:
  • Medicamentos que pueden irritar el revestimiento del colon.
  • Bacterias que producen toxinas que irritan el recubrimiento del colon.
  • Virus que producen inflamación.
  • Enfermedades autoinmunitarias asociadas con la colitis microscópica, como artritis reumatoide o enfermedad celíaca. Una enfermedad autoinmunitaria se produce cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca los tejidos sanos.
  • Bilis que no se absorbe correctamente e irrita el revestimiento del colon.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la colitis microscópica incluyen:
  • Edad y sexo. La colitis microscópica es más común entre las personas de 50 a 70 años y más común en las mujeres que en los hombres. Algunas investigaciones sugieren una relación con la disminución hormonal de las mujeres después de la menopausia.
  • Enfermedad autoinmunitaria. Las personas con colitis microscópica a veces tienen un trastorno autoinmunitario, como la celiaquía, la enfermedad tiroidea, la artritis reumatoide, la diabetes de tipo 1 o la psoriasis.
  • Vínculo genético. Las investigaciones sugieren que puede haber una conexión entre la colitis microscópica y los antecedentes familiares de síndrome del intestino irritable.
  • Tabaquismo. Estudios e investigaciones recientes han demostrado una asociación entre el tabaquismo y la colitis microscópica, especialmente en las personas de 16 a 44 años.
Algunas investigaciones indican que usar ciertos medicamentos puede aumentar el riesgo de padecer colitis microscópica. Pero no todos los estudios coinciden. Los medicamentos que pueden estar relacionados con esta afección incluyen:
  • Aspirina, paracetamol (Tylenol y otros) e ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros)
  • Inhibidores de la bomba de protones que incluyen lansoprazol (Prevacid), esomeprazol (Nexium), pantoprazol (Protonix), rabeprazol (Aciphex), omeprazol (Prilosec) y dexlansoprazol (Dexilant)
  • Acarbosa (Precose)
  • Flutamida
  • Ranitidina (Zantac)
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como la sertralina (Zoloft)
  • Carbamazepina (Carbatrol, Tegretol)
  • Clozapina (Clozaril, Fazaclo)
  • Entacapone (Comtan)
  • Paroxetina (Paxil, Pexeva)
  • Simvastatina (Zocor)

Complicaciones

La mayoría de las personas reciben tratamientos satisfactorios para la colitis microscópica. La afección no aumenta el riesgo de cáncer de colon.

martes, 15 de enero de 2019

Estudio comparativo de la efectividad de adalimumab e infliximab en pacientes con enfermedad de Crohn.

Rev. OFIL 2017, 27;2:187-192
Fecha de recepción: 03/05/2016  –  Fecha de aceptación: 07/07/2016
Almanchel Rivadeneyra M, García Molina O, Tomás Luiz A, Muñoz Contreras MC, Menéndez Naranjo L, de la Rubia Nieto MA
Servicio de Farmacia. Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca. Murcia (España)
Este trabajo ha sido presentado en forma de póster en el 60 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria,
celebrado en Valencia del 10 al 13 de noviembre de 2015. No ha sido publicado ni enviado para su publicación en ninguna otra revista
____
Correspondencia:
Miguel Almanchel Rivadeneyra
Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca
(Servicio de Farmacia)
Ctra. Cartagena-Madrid, s/n
30120 El Palmar (Murcia)
Correo electrónico: miguel_almanchel@hotmail.com
____

Resumen

Objetivos: Analizar y comparar la efectividad de adalimumab (ADA) e infliximab (IFX) y el motivo de suspensión del tratamiento en pacientes con enfermedad de Crohn (EC).
Material y métodos: Estudio descriptivo, observacional y retrospectivo de todos los pacientes diagnosticados de EC tratados con ADA o IFX desde enero de 2010 a diciembre de 2014. Se registraron los siguientes datos: edad, sexo, duración de tratamiento, terapias previas con otros biológicos y causa de suspensión del tratamiento. Para medir la efectividad se midió la duración de tratamiento, mediante el método Kaplan-Meier se calculó la supervivencia global de ADA e IFX y se estimó la supervivencia a los 3 años. Para comprobar si existían diferencias entre ADA o IFX se utilizaron los test de Log-Rank y Breslow. La relación entre variables cualitativas se analizó mediante tablas de contingencia con el test de Chi-cuadrado de Pearson y las variables cuantitativas mediante el análisis t-Student. Los datos fueron analizados mediante el paquete estadístico SPSS v.22.
Resultados: El estudio incluyó 158 pacientes diagnosticados de EC (ADA; n=81 e IFX; n=77). La media de edad fue de 38±14 años en el grupo de ADA y de 39±13 en el de IFX (p=0,663); de los cuales, el 50,62% eran hombres en el grupo de ADA y el 51,95% en el de IFX (p=0,867). El 77,8% de los pacientes en el grupo de ADA y el 74,4% en el de IFX recibieron el fármaco en primera línea. En el momento del corte el 48,1% de los pacientes con ADA y el 51,9% con IFX, habían suspendido el tratamiento. La mediana de supervivencia fue de 42,7 meses para ADA (IC 95% 19,7-65,6%) y de 36 meses para IFX [Intervalo de confianza (IC) del 95% 6,4-65,5%] sin diferencias estadísticamente significativas entre ambos (Log-Rank: p=0,991; Breslow: p=0,621). La supervivencia a los 3 años fue del 53,1% para ADA y del 49,5% para IFX (p=0,75).
Conclusiones: En este estudio no se han encontrado diferencias significativas en términos de eficacia entre ambos anti-TNF.
Palabras clave: Enfermedad de Crohn, estudio, comparativo, efectividad, adalimumab, infliximab.
Seguir leyendo :http://www.revistadelaofil.org/estudio-comparativo-la-efectividad-adalimumab-e-infliximab-pacientes-enfermedad-crohn/

martes, 8 de enero de 2019

10 consejos para prevenir la Enfermedad de Crohn.

Aunque la Enfermedad de Crohn no tiene cura, cuidar la alimentación y evitar algunos hábitos nocivos puede ayudar al enfermo a controlar los brotes:
  • 1. Sigue fielmente el tratamiento establecido por tu médico.
  • No lo dejes aunque te sientas bien. Y si sospechas de que tienes una recaída, acude a la consulta en cuanto notes los primeros síntomas para ver a tu especialista y reiniciar el tratamiento si fuera necesario.
  • 2. Consulta el uso de ciertos fármacos.
  • Por ejemplo, siempre consulta con tu médico antes de tomar un medicamento para la diarrea, así como para el tratamiento contra las hemorroides.
  • 3. Ten cuidado con la toma de analgésicos.
  • Medicamentos como la indometacina, el ibuprofeno y el naproxeno pueden desencadenar una reactivación de la enfermedad en algunos pacientes. Por eso, si necesitas analgésicos, opta por tomar paracetamol.
  • 4. Lleva una dieta variada.
  • El aspecto nutricional es clave en esta dolencia. El objetivo de tu alimentación debe ser prevenir y corregir la desnutrición, así como no empeorar los síntomas digestivos (dolor abdominal, diarrea,…). Para ello, es importante seguir una dieta rica, pero equilibrada en proteínas, calcio y hierro.
  • 5. No le eches la culpa a un alimento.
  • Actualmente no hay pruebas científicas suficientes que apunten a que un alimento concreto desencadene, perpetúe o empeore el proceso inflamatorio de la Enfermedad de Crohn. Por tanto, debes evitar únicamente aquellos que aumenten o empeoren tus síntomas de forma repetida y sistemática.
  • 6. Sí a los lácteos y la fibra… en algunos casos.
  • La leche y los derivados lácteos son un gran aliado para prevenir la descalcificación de los huesos. Aunque la lactosa de estos productos puede provocar diarrea en algunos casos, por lo que es mejor que la leche sea sin lactosa. Además, puedes tomar fibra, a través de fruta, por ejemplo, excepto cuando aparezcan brotes, y ten en cuenta que el membrillo y el plátano estriñen y que las cerezas y las ciruelas son laxantes.
  • 7. Deja de fumar.
  • El riesgo de recaídas y de necesitar cirugía se duplica en fumadores comparado con los no fumadores. Además, el tabaco empeora la respuesta al tratamiento y dificulta mantener la remisión de los síntomas.
  • 8. Controla el estrés.
  • Tus problemas intestinales pueden empeorar si no logras manejar el estrés en circunstancias y momentos problemáticos. Aprender técnicas de relajación, meditación o practicar disciplinas como el yoga o el tai chi puede resultarte muy útil.
  • 9. Viaja preparado.
  • Tampoco renuncies a los viajes, pero informa a tu médico antes de partir. Él te aconsejará qué medicamentos debes llevar y qué precauciones tomar.
  • 10. Habla de tu problema.
  • Muchas personas con enfermedad de Crohn se sienten a veces muy desanimadas. Cuando te suceda, busca apoyo en tu familia o amigos. Las asociaciones de pacientes de pueden dar buena información y apoyo.
  • https://www.cinfasalud.com/areas-de-salud/sintomas-y-enfermedades/digestivo/enfermedad-de-crohn/