domingo, 9 de septiembre de 2018

GUÍA DE APOYO PARA MENORES CON EII.

No hay texto alternativo automático disponible.

Como cada año una de las grandes preocupaciones es que nuestros hijos tengan todo su material listo para emprender el nuevo curso. Pero cuando en una casa hay un adolescente o un menor con Enfermedad Inflamatoria Intestinal nuestra preocupación aumenta, y este año de nuevo contamos como aliado una guía que creada con el esfuerzo de nuestra asociación APPEII y con la divulgación llevada a cabo por la Generalitat Valenciana.
Si necesitas esta ayuda pide en tu centro escolar público o concertado que se la descarguen desde la página web de la Generalitat, o ponte en contacto con nosotros y te indicaremos como conseguirla.
Esta guía se envió tanto a centros de primaria como a universidades y es una ayuda para queel profesorado conozca un poco más de nuestras verdaderas necesidades.


                                                     ¡¡¡APPEII SIEMPRE CONTIGO!!!

Frases para reflexionar.

Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó. renunciar a todos tus sueños porque uno de ellos no se realizó. 
El principito

jueves, 2 de agosto de 2018

Colitis Ulcerosa y Acido Fólico.

La colitis ulcerosa es una enfermedad intestinal inflamatoria crónica que causa inflamación crónica del colon y el recto. No hay cura para la colitis ulcerosa, pero existen medicamentos disponibles para reducir los síntomas. Los pacientes con colitis ulcerosa están en riesgo de deficiencias vitamínicas debido a heces blandas frecuentes y trastornos gastrointestinales crónicos, de acuerdo con MayoClinic.com. El ácido fólico es una vitamina del complejo B soluble en agua que es necesaria para la producción de células rojas de la sangre.

Los síntomas y riesgos 

Los pacientes con síntomas de la experiencia colitis ulcerosa como la diarrea frecuente acuosa, dolor abdominal y cólicos, diarrea con sangre, pérdida de peso, pérdida de apetito y fatiga, de acuerdo con MayoClinic.com. Los pacientes con estos síntomas están en riesgo de deficiencia de ácido fólico debido a la disminución de la ingesta de alimentos y la disminución de la absorción de la vitamin.The ingesta diaria recomendada de ácido fólico es 400 mcg. Las fuentes naturales de ácido fólico incluyen la espinaca, el brócoli, la col rizada, lechuga, hojas de nabo, guisantes, hígado de res y caupí. El ácido fólico también se añade a los cereales fortificados para el desayuno. Ácido fólico suplementos dietéticos también están disponibles como recetas y over-the-counter. Los pacientes que toman otros medicamentos deben consultar a un médico antes de tomar suplementos de ácido fólico.

Deficiencia de ácido fólico 

Los pacientes con colitis ulcerosa pueden experimentar síntomas de la deficiencia de ácido fólico, como anemia, diarrea, pérdida de apetito, pérdida de peso, dolores de cabeza, dolor en la lengua, palpitaciones, irritabilidad, pérdida de memoria y problemas de personalidad, según la Oficina de Suplementos Dietéticos. Las mujeres embarazadas con deficiencia de ácido fólico tienen un mayor riesgo de dar a luz a bebés con defectos del tubo neural.

El tratamiento de la colitis ulcerosa 

Varios medicamentos se usan para controlar los síntomas de la colitis ulcerosa. Los corticosteroides se utilizan para reducir la inflamación en el colon y el recto. La sulfasalazina es el fármaco más utilizado para reducir los síntomas de la colitis ulcerosa. Este medicamento no debe ser tomado por pacientes alérgicos a las sulfamidas. Sistema reprimir los inmunes como Azasan también se utilizan para reducir la inflamación causada por la colitis ulcerosa. Los analgésicos como el paracetamol se utilizan para tratar el dolor abdominal. Antidiarreicos como Imodium disminuyen la diarrea, pero deben usarse con precaución, ya que pueden causar megacolon tóxico. Los suplementos de fibra tales como metilcelulosa también se utilizan para controlar la diarrea añadiendo volumen a las heces.

Las complicaciones de la colitis ulcerosa 

Los pacientes con colitis ulcerosa no deben ignorar los síntomas, debido a diversas complicaciones pueden resultar. Los pacientes pueden experimentar hemorragias severas y perforación del colon, deshidratación grave debida a la diarrea crónica, osteoporosis, megacolon tóxico, enfermedad hepática, inflamación de la piel, las articulaciones y los ojos y un mayor riesgo de cáncer de colon, de acuerdo con MayoClinic.com.

10 vitaminas que puedes necesitar si tienes Crohn.


En la enfermedad de Crohn, los daños en el tracto digestivo causados a veces por la cirugía y la medicación utilizada para tratar la condición, pueden hacer difícil absorber los nutrientes.
10 vitaminas que puedes necesitar si tienes Crohn
Lo bueno es que las carencias de la dieta se pueden obviar mediante suplementos multivitamínicos diarios, asegura el doctor Arthur DeCross, profesor asociado de medicina en la Universidad de Rochester Medical Center en Rochester, Nueva York.
Las personas que padecen la enfermedad de Crohn deberían estar atentos a la carencias de vitaminas y minerales.
Dicho déficit puede variar dependiendo tanto de la magnitud como de la localización del daño en el cuerpo.

Las 10 vitaminas que puedes necesitar si tienes Crohn para suplir los daños

  • Obtener los nutrientes que necesitas.

1. Hierro

Uno de los síntomas característicos es la expulsión de heces sanguinolentas, que puede causar pérdida de hemoglobina, la proteína en los glóbulos rojos y anemia por la falta de hierro, un déficit de glóbulos rojos.
El clásico síntoma de la anemia es la fatiga, pero también se pueden sentir dolores de cabeza y palidez.
Una prueba de sangre puede descubrir cualquier problema.
Si los hay, algunos médicos prescriben hierro en pastillas o en forma líquida.

2. Vitamina B12

La enfermedad de Crohn puede dañar el íleon, la parte inferior del intestino necesaria para la absorción de vitamina B12.
A veces algunos segmentos del íleon deben ser extirpadas quirúrgicamente.
La carencia de B12 puede manifestarse como debilidad, fatiga, mareos y anemia megaloblástica, glóbulos rojos más grandes de lo normal.
En casos extremos, puede dañar los nervios, produciendo una sensación de hormigueo o entumecimiento en los dedos y dedos de los pies, así como dificultad para caminar.
Si hay déficit severo de B12, los suplementos no serán suficiente.
Lo más seguro es que tengas que inyectarte una vez al menos hasta que recuperes los niveles medianamente aceptables de dicha vitamina.

3. Ácido fólico

El ácido fólico es otra vitamina del grupo B y es esencial para la formación de nuevas células.
El ácido fólico es especialmente crítico en las mujeres embarazadas para prevenir defectos de nacimiento.
Pero, drogas como sulfasalazina, Azulfidine, y metotrexato pueden causar deficiencias.
Se recomienda especialmente a las personas que toman sulfasalazina, el consumo de ácido fólico diario como suplemento.

4. Magnesio

La diarrea es un síntoma común de la enfermedad de Crohn y personas con diarrea acuosa, excesiva pueden encontrar sus cuerpos desprovistos de magnesio y potasio.
El mineral es crítico para múltiples procesos corporales, incluyendo la salud del corazón, los músculos y los riñones.
Los síntomas de carencia de magnesio pueden incluir desde ansiedad, dificultad para dormir, náuseas y vómitos hasta el síndrome de piernas inquietas.

5. Calcio

A veces la enfermedad de Crohn genera deficiencias de calcio por incapacida para absorber los nutrientes.
La intolerancia a la lactosa, es común en enfermos de Crohn.
Las deficiencias de calcio pueden resultar también de tomar corticosteroides o tener inflamación activa persistente.
Pudiendo aumentar el riesgo de osteoporosis precoz.

6. Zinc

La diarrea prolongadatambién puede agotar las reservas de zinc. Y una deficiencia de zinc puede conducir a más diarrea, creando un círculo vicioso.
Este tipo de deficiencia es rara, aunque los niños pueden estar en mayor riesgo.
Un estudio de 2011 en la revista Clinical Pediatrics encontró que los niños recientemente diagnosticados con enfermedad de Crohn tenían niveles más bajos de zinc que niños sanos.
El déficit de zinc puede causar ralentización del crecimiento, pérdida de apetito y también puede comprometer el sistema inmunológico.

7. La vitamina D

Cerca del 68% de las personas con Crohn pueden tener deficiencias de vitamina D, provocando dolor en los huesos y músculos débiles.
La vitamina D es difícil de obtener de los alimentos, pero es producida por la exposición al sol. La vitamina D por lo general es una carencia tipica en pacientes con enfermedad de Crohn.
Todos los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal deben tener un nivel de vitamina D comprobado por lo menos anualmente y suplido como sea necesario.

8. Vitamina A

Las personas con daño o a quienes les hayan eliminado las partes inferiores de los intestinos debido a la enfermedad de Crohn pueden tener dificultad para absorber la vitamina A.
Sin embargo, por lo general las carencias pueden ocurrir si se han dado lugar obstrucciones intestinales.
El íleon tiene generalmente una pequeña población de bacterias.
Cuando el intestino está bloqueado, el líquido se estanca generando un festín para las bacterias dañinas, consumiendo toda la vitamina A.

9. Vitamina E

Otra víctima de daños en el íleon es la vitamina E, conocida por sus propiedades antioxidantes.
Los síntomas pueden incluir hormigueo y entumecimiento en los dedos y dedos del pie, conocido como neuropatía periférica, y debilidad muscular.
La vitamina E puede encontrarse en nueces, semillas, aceites vegetales, verduras de hoja verde y cereales fortificados. Pero las personas con Crohn pueden necesitar formas solubles en agua de la vitamina E.

10. Vitamina K

Como las vitaminas A, D y E, la vitamina K es una vitamina liposoluble, o sea que es de absorción más complicadas que las vitaminas solubles en agua como B y C.
Esto hace que las personas con enfermedad de Crohn sean especialmente vulnerables al déficit de vitamina K, además de A, D y E.
La vitamina K es esencial para la coagulación de la sangre y posiblemente también para mantener los huesos fuertes.
Se puede obtener de verduras de hoja verde, espinaca, col rizada, etcétera; así como en pescado, hígado, carne y huevos.



lunes, 23 de julio de 2018

Distensión abdominal o vientre hinchado.

¿Quién no ha sentido alguna vez la desagradable sensación de sentir su vientre hinchado? En este artículo encontrarás las causas más comunes de este problema y cómo solucionar cada una de ellas.

Vamos a comprobar a continuación cómo el origen de la inflamación de la zona abdominal es multifactorial y cada persona ha de examinar su molestia concreta para poner remedio a la misma. Estas son las causas de distensión abdominal o abdomen hinchado más frecuentes:

Problemas digestivos

Intolerancias alimentarias

Distensión intestinal por intolerancias
Cuando el intestino es incapaz de digerir con normalidad algún componente habitual de nuestra dieta (lactosa, gluten, etcétera) se padece una intolerancia a ese ingrediente. Al no poder ser digerido, el elemento, en lugar de pasar hacia el torrente sanguíneo, continúa su camino hacia las partes terminales del intestino arrastrando a su paso agua y produciendo cierto dolor en forma de rayadas, diarreas y gases. Por este motivo, uno de los síntomas más habituales de intolerancia es la inflamación abdominal.
SOLUCIÓN: ante una intolerancia, la medida inmediata es eliminar temporalmente el componente rechazado e ir introduciéndolo paulatinamente hasta llegar al umbral de tolerancia. Asimismo, es recomendable la visita al dietista-nutricionista para hacer una revisión del plan de alimentación, ya que, si restringimos muchos alimentos en nuestra dieta, ésta puede tener deficiencias.

Dispepsia

Dispepsia
Digestión lenta y retraso en el vaciado gástrico. De este modo, el proceso digestivo se enlentece y se producen mayor número de fermentaciones dando lugar a gases intestinales producidos por la microflora del colon, millones de bacterias beneficiosas que habitan en nuestro intestino.
SOLUCIÓN: no tomar comidas muy copiosas que provoquen digestiones lentas. Resulta más fisiológico hacer ingestas moderadas con cierta frecuencia. Además, de todos los nutrientes, los más difíciles de digerir y que más retrasan el vaciado del estómago son las grasas, así que si reducimos grasas en nuestra dieta, la digestión será más rápida y se ocasionarán menos aires. Algunas infusiones como la de hinojomanzanilla o menta están especialmente indicadas.

Enfermedades intestinales

Enfermedad de Crohn, síndrome de intestino irritable

Distensión intestinal por enfermedad de Crohn
Enfermedades del tubo digestivo, como la enfermedad de Crohn, que, en sus brotes más agudos, cursan con alteración de ritmo intestinal produciendo tanto oclusiones (paradas) de las heces como digestiones incompletas con fermentaciones posteriores en el colon, por parte de la flora intestinal que provoca gases.
SOLUCIÓN: el diagnóstico precoz, junto con el seguimiento de las pautas dietéticas propuestas por el experto de nutrición para cada fase del proceso, hará que los brotes agudos se sobrelleven con la menor sintomatología posible.

Problemas musculares

Ruptura o laxitud de los músculos rectos abdominales

Distensión intestinal por laxitud muscular
En este caso, los músculos son incapaces de cumplir con su función de contención de la masa abdominal que sale hace la parte exterior produciendo un aumento de la tripa.
SOLUCIÓN: la práctica regular de actividad física en la vida cotidiana, adaptada a las necesidades y capacidades, hará que los músculos estén más en forma, especialmente tras un embarazo, un adelgazamiento rápido o la tendencia a la flaccidez. Cuando la ruptura muscular es total, la cirugía será la mejor opción.

Otras enfermedades

Ascitis o retención de líquidos

Distensión intestinal por ascitis
Si, por múltiples circunstancias, tenemos tendencia a los edemas y los líquidos se quedan acumulados en nuestro organismo, hay determinadas zonas donde lo hacen de forma más intensa: extremidades inferiores y zona abdominal.
SOLUCIÓN: cuidar la enfermedad de base que está ocasionando la retención de líquidos es la mejor manera de poner freno a este proceso. Asimismo, existen remedios para paliar la ascitis: reducir la sal en las comidas, aumentar la ingesta de agua, tomar alimentos diuréticos, que fuerzan la diuresis, cantidad de orina diaria, y seguir las indicaciones médicas pertinentes.

Problemas dietéticos

El exceso o escasez de fibra en la dieta y la presencia de gases a nivel abdominal son otros dos importantes causas de distensión abdominal que trataremos en el siguiente apartado de manera más detallada.

jueves, 12 de julio de 2018

Una nueva cirugía para tumores de recto evita su amputación y la bolsa de colostomía.

Un cirujano realiza una operación. EFE/Archivo
Un cirujano realiza una operación. EFE/Archivo
EFECastellón
El Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime de Castellón ha incorporado una novedosa técnica para los tumores de recto denominada TAMIS (cirugía transanal mínimamente invasiva) que evita su amputación o permanecer de por vida con una bolsa de colostomía.
Esta técnica, importada de EEUU, ya ha tenido su puesta en marcha en el centro hospitalario de la mano del cirujano José Luis Salvador Sanchis, que ha practicado con exito cinco cirugías, según un comunicado del centro hospitalario.
La nueva técnica extirpa completamente el tumor y es poco invasiva al extraer los tumores rectales por vía endoscópica a través del ano, mientras que el método anterior, "mucho más agresivo", obligaba en muchas ocasiones a realizar colostomías, según el doctor Salvador.
La técnica TAMIS reduce considerablemente el tiempo de recuperación del enfermo, es menos dolorosa y es mínimamente invasiva, ya que aprovecha el orificio natural para extraer el tumor.
“La utilización de un dispositivo de cirugía laparoscópica permite extraer el tumor a través del ano, no necesitando acometer más incisiones quirúrgicas”, puntualiza el doctor Salvador, que añade que, e esta forma, "no se ve alterada la continencia del enfermo, evitando tener que ponerle bolsa".
Esta técnica permite acceder a tumores de recto tanto benignos que no son extirpables por colonoscopia por su tamaño y cánceres seleccionados, aunque estén alejados del margen anal.
"Con TAMIS se permite llegar más alto que la técnica transanal, al recto medio o superior, y extirpar pólipos benignos que no se puedan eliminar por endoscopia", señala el doctor Salvador Sanchis
Esta técnica puede aplicarse a pólipos sin confirmación de malignidad o con diagnóstico de la misma, siempre que no sobrepasen la capa mucosa del recto (estadio T1), y no sean accesibles por colonoscopia.
"La capacidad técnica para extirpar la lesión que permite este abordaje supera a la colonoscopia ya que puede resecar completamente. La extirpación debe ser de pared completa, por lo que la distancia al margen anal, el tamaño de la lesión y el estadio son dos factores que pueden limitar su aplicabilidad", explica el experto.
Recuerda que el análisis microscópico de la lesión extirpada ha de confirmar que los márgenes de sección están libres de lesión, y que no se ha sobrepasado el nivel de la mucosa rectal (T1), ya que en este último caso el tratamiento sería incompleto, y debería realizarse una cirugía radical.
De los pacientes intervenidos en el Hospital Rey Don Jaime, tres fueron por cáncer en fase T1, otro por un gran pólipo benigno que afectaba el 70 % del recto y el otro paciente con una estenosis del recto superior tras una anastomosis del colon con el recto previamente realizada y que producía episodios de oclusión intestinal.
Los pacientes intervenidos por cáncer en ningún caso preciso una reintervención, ya que la extirpación había sido completa.
La estancia hospitalaria tras este tipo de intervención es de entre uno y dos días y la reincorporación a la actividad normal no debe exceder de siete a diez días en condiciones normales, ya que el dolor postoperatorio es mínimo y perfectamente controlable en domicilio y con analgésicos habituales.
Además, según las fuentes, el coste de esta técnica comparado con la estándar es mucho menor. EFE

lunes, 9 de julio de 2018

Más de 500 gastroenterólogos debaten sobre los desafíos de la enfermedad de Crohn.

A pesar de que el arsenal terapéutico se ha ampliado en los últimos años y la enfermedad se conoce mejor, aún quedan muchas cuestiones por resolver en la práctica clínica.



Más de 500 gastroenterólogos debaten sobre los desafíos de la enfermedad de Crohn

Más de 500 gastroenterólogos debaten sobre los desafíos de la enfermedad de Crohn
27.06.2018 - 16:41

Bajo el título “Nuevos tiempos en enfermedad de Crohn”, Janssen Pharmaceutical Companies of Johnson & Johnson ha celebrado el Simposio Nacional Innovara en el que se han dado cita más de500 gastroenterólogos de diferentes puntos de España para debatir e intentar dar respuesta a cuestiones controvertidas y de relevancia sobre la enfermedad inflamatoria intestinal, basadas en evidencias científicas publicadas; así como difundir y compartir experiencias sobre la práctica clínica.
Esta edición se ha desarrollado con un formato novedoso, ya que, desde un plató de Mediaset en Madrid, se ha conectado simultáneamente con otras 13 sedes en las ciudades de Murcia, Oviedo, Sevilla, Alicante, Mallorca, Tenerife, Zaragoza, Valladolid, Santiago, Valencia, Barcelona, Bilbao y Málaga, desde las que los especialistas han podido interactuar durante todo el simposio.
“Se trata de un formato ambicioso y totalmente innovador. Conectar muchos centros simultáneamente ha permitido una alta participación con sesiones muy prácticas y con un debate basado en casos clínicos reales”, subrayó el Doctor Javier P. Gisbert, coordinador de la Unidad de Atención Integral al paciente con EII del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid y director del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas en dicho hospital.

Las medidas terapéuticas en enfermedad de Crohn deben ir dirigidas a lograr modificar la enfermedad y a prevenir el daño estructural del intestino

Las medidas terapéuticas en enfermedad de Crohn deben ir dirigidas a lograr modificar la enfermedad y a prevenir el daño estructural del intestino por medio de la curación completa de la mucosa. En los últimos años se ha avanzado enormemente en el conocimiento de la patología y en el desarrollo de herramientas para el diagnóstico y tratamiento,pero todavía quedan cuestiones por resolver.
A juicio del doctor Gisbert, estas cuestiones se centran en aspectos tanto diagnósticos como terapéuticos. “Respecto a los tratamientos biológicos, afortunadamente, ahora no disponemos de un sólo fármaco, como ocurría hace tan solo unos pocos años, sino de varios, pero los estamos prescribiendo empíricamente, sin saber muy bien qué pacientes van a responder hasta que no llevan un tiempo con ellos”, apuntó. Asimismo, respecto a los métodos diagnósticos afirmó que “aún no tenemos claro cuándo y cómo utilizar la endoscopia o cuándo debemos repetirla, por ejemplo, para confirmar la cicatrización de la mucosa en los pacientes que responden al tratamiento”.
Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es